Cierre nada milagroso en el Santuario de Lourdes

Crece el número de gente que se ha infectado con el coronavirus en Europa, y mientras eso sucede, el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes anunció que los peregrinos todavía serán bienvenidos, aunque las piscinas donde se bañan para “curarse” permanecerán cerradas hasta nuevo aviso, según informa el diario Catholic New York en su edición del 2 de marzo pasado.

La Iglesia Francesa de St. Louis en Roma, cerró el 1ro de marzo porque el test realizado a un sacerdote dio positivo. Fue hospitalizado al retornar a Francia y según la arquidiócesis se encuentra en estado satisfactorio.

Hay más de 20 miembros de la comunidad de sacerdotes franceses en St. Louis que fueron directo a cuarentena.

Varias diócesis y comunidades religiosas de toda Europa tomaron medidas precautorias, dice la noticia del Catholic New York, que comenzarán aconsejando a la gente que vaya a misa que no se dé la mano. Muchas iglesias vaciaron las fuentes de agua bendita y algunas recomendaron que la comunión se recibiera solamente en la mano.

Mientras tanto, en Italia, se han infectado 1.577 personas hasta el 1ro de Marzo.

Están cerrando la atracción del agua mágica que puede curar a cualquiera de cualquier cosa. ¿Por qué? Porque la gente puede enfermarse mientras hace la cola para entrar en la atracción del agua mágica”, dice Guy P. Harrison, quien nos hizo llegar la noticia.