Lo esperábamos: debate sobre terraplanismo – Henry Drae y Celso M. Aldao

El artículo Y al final, ¿la Tierra es plana?, de Celso M. Aldao, colaborador y miembro consultor en física de Pensar, fue muy leído. La primera respuesta llegó pronto: una crítica del lector Henry Drae y la consiguiente respuesta de Aldao. El debate entonces, queda abierto.

Primero, entonces, la crítica de Henry Drae, y a continuación la respuesta de Aldao.

Sr. Director:

Si alguien puede hablar con autoridad sobre determinado tema es el especialista homologado en una materia específica, porque la ciencia comprende diversas áreas, y un científico académico no es idóneo en todas más allá de su propia especialidad.

En el caso del Terraplanismo, que abarca geología, geografía, astronomía, astrofísica, historia, teología, filosofía, física y un largo etc, tiene especialistas autorizados. Y quien no lo sea, puede comprobar lo propuesto con investigaciones de campo. Lo que nunca debe hacerse en nombre de esto, es descalificar la postura de quien no tenga un título académico, si es que ha investigado y experimentado de acuerdo al proceso propuesto por el método científico.

Por dar un ejemplo, quien firma la nota de que nos estamos ocupando es un físico, pero en la misma toca temas que atañen a la astronomía, historia, óptica y perspectiva, filosofía y teología entre otras especialidades. Por lo cual considero que su opinión en este caso tiene la misma validez que la de cualquier otro investigador, y cada cuestionamiento debería revestirse de seriedad en base a las pruebas que arroje el procedimiento científico.

Dicho esto vamos a las respuestas:

El Dr. Aldao comienza diciendo que “parece mentira que aún hoy se discuta sobre este tema que es de sentido común”. Aunque algunos párrafos más adelante diga que “la esfericidad de la tierra no es una obviedad que surja de la misma observación y nuestro sentido común no ayude”. Esto me presenta la confusión de no entender a que se refiere con lo de sentido común, y de cuándo es importante que lo usemos, y de quién lo determina como válido. Por ejemplo, supongo que en algún momento habrá sido “de sentido común” decir que el hombre no podía volar, hasta que aparecieron los aviones, dirigibles y helicópteros.

Recomiendo este breve documental en el cual se llega a la conclusión de que la tierra es plana y no se mueve.

El autor dice que los argumentos terraplanistas fueron demolidos una vez que “entendimos las leyes de la mecánica”, pero que a la vez “no es tan sencillo entender las leyes de la mecánica”. Pues para eso mismo está la ciencia, para explicarlo con la experimentación. Si la mecánica tiene leyes para explicar la esfericidad terrestre, bastará con exponerlas de la manera más simple, con experiencia en laboratorio. Y sino se puede, pues entonces aún no serían leyes sino “teorías” a demostrar. Pero no es admisible decir que “no es fácil de entender”, siendo precisamente esa la función de la ciencia. Porque de ese modo se subestima al “lego”, no se lo informa.

Luego menciona a un libro y a un referente terraplanista (Oliver Ibáñez), de los miles que hay, y dice que el mismo “no entiende el principio de inercia, ni la gravedad, ni geometría básica, ni las leyes de la perspectiva”, pero en ningún momento se da siquiera un ejemplo de por qué hace ese juicio de valor.

Además menciona que “la desaparición de los cascos de los barcos” era tomada como prueba de esfericidad terrestre, hecho que hoy está 100% desacreditado, cuando al tener la posibilidad de acercar un zoom, se ve que esos barcos no han desaparecido por debajo de la curvatura, sino que siguen allí, donde no debieran ya verse porque el cálculo los ubica por debajo del horizonte. Info: ¿Los barcos desaparecen detrás de la curvatura?

Con respecto al origen del cuestionamiento de la forma de la tierra, recomiendo este impecable trabajo del investigador independiente Sebastian Lueje.

En cuanto a sus apreciaciones sobre Samuel Rowbotham, (a quien se atribuye ser uno de los primeros cultores del pensamiento zetético aplicado a la astronomía y las ciencias y del agnosticismo), no contribuyó como el catolicismo al impulso del heliocentrismo y de la teoría del Big Bang financiando a científicos jesuitas. Aclaración que cabe por lo que menciona el autor sobre la inspiración “biblica” que se contradice con la vocación empírica del investigador. Para entender mejor su postura, algunas palabras del propio Rowbotham:

“El término “Zetético” se deriva del verbo griego “Zeteo”, lo que significa buscar o examinar para proceder sólo por consulta. Nadie puede dudar que haciendo experimentos especiales y recogiendo hechos manifiestos e innegables, ordenándolos en orden lógico y observando lo que es natural y justamente deducible, el resultado será mucho más coherente y satisfactorio que enmarcando una teoría o sistema y asumiendo la existencia de causas para las cuales no hay evidencia directa, y que sólo pueden admitirse “por razones de argumentación”. Todas las teorías son de este carácter: suponiendo en lugar de indagar, sistemas de imágenes en lugar de aprender de la observación y experimentar la verdadera constitución de las cosas.”

Con respecto a “La Sociedad de la Tierra Plana” cabe señalar que hoy no tiene representatividad significativa. El terraplanismo moderno está descentralizado, tiene millones de seguidores, referentes e investigadores y se hacen conferencias en todos el mundo sin que exista la necesidad de pertenecer a ninguna organización determinada.

El mapa que más se ha utilizado a modo de referencia, (nunca dado como real) es el de Gleason, que también da base al escudo de las Naciones Unidas. Si bien no es la representación más fiel y exacta de nuestro mundo, tiene mucha más coherencia a la hora de trazar rutas para circunnavegación (“navegar en círculos”, no en esferas, por definición) y aeronavegación (que deben ser tenidas en cuenta como si se hicieran sobre en una superficie plana y estática según la misma NASA declara en este documento público) de este a oeste y no de norte a sur, porque no se tiene constancia de nada ni nadie que haya atravesado el polo sur, desde donde se supone que está ubicado y llegue al otro lado.

Luego el autor propone una lista de comprobaciones de la esfericidad terrestre, a saber:

1. Experimento de Eratóstenes (siglo II antes de Cristo)

Eratóstenes logró comprobar que el sol incidía distinto de acuerdo a la posición en que estuviese con respecto a la Tierra, según las sombras proyectadas. Una de las interpretaciones que se hicieron, fue que al entrar los rayos paralelos a la tierra, la sombra proyectada de un obelisco en relación a la falta de sombra al caer la luz en un pozo, indicaba curvatura. Lo que no se tuvo en cuenta en el experimento en ese momento fue la refracción atmosférica, que echa por tierra ese fenómeno. Aquí hay un video con un experimento explicativo y reproducible, sobre el trabajo de Eratóstenes, aún con la posibilidad de simular la refracción atmosférica y entender por qué es falso que haya determinado la esfericidad terrestre.

2. Circunnavegación

¿Qué parte de la prueba constituye la “navegación en círculos” cuando las naves siempre van de este a oeste y nunca de norte a sur? Algo de información sobre los vuelos comparados en una proyección cartográfica heliocentrista contra una en el mapa de Gleason.

3. Eclipses
  1. Según la teoría heliocéntrica, un eclipse lunar ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna están en una línea recta; pero está documentado que desde el siglo XV han ocurrido más de 50 eclipses mientras ambos, el Sol y la Luna, eran visibles sobre el horizonte.” (Frederick Henry Cook, The Terrestrial Plane)

  2. La sombra de una esfera que cubre otra, por óptica, se produce en forma de “S”, no de disco, como puede apreciarse en cada uno.
  3. Las sombras de los eclipses avanzan por el lado contrario al que debieran, de acuerdo a lo que las provoca.

Recomiendo ver esta valiosa información en Los Eclipses.

4. La curvatura del agua

Esperé sin éxito que el autor diera la explicación de cómo el agua puede curvarse por mecánica de fluidos. Quien asegura esto, ¿habrá logrado en laboratorio, colocar el agua sobre una esfera, someterla a fuerzas gravitatorias y velocidades en distintas direcciones y que aún así el agua se mantenga adherida y curve sobre el globo?

En cambio, si cualquiera de nosotros arma una superficie de agua estática en una bandeja y la rodea de un borde de hielo, el agua no se derramará y buscará su nivel. Eso sí podemos comprobarlo.

5. Fotos de la NASA
Fig. 1: representaciones de la “Blue marble” publicadas por la NASA que el público toma por “fotografías” que lejos de serlo, presentan diferencias muy significativas de acuerdo a los años. Y el achatamiento por los polos, brilla por su ausencia.

Mapas: el terraplanismo no se adjudica hoy un mapa 100% real y fidedigno sobre el mundo en el que vivimos, aunque siga estudiando las posibilidades y haciendo investigaciones sobre el Nuevo Mapa de la Tierra Plana.

Estrellas: el autor dice que “otro problema irremediable para los terraplanistas lo constituyen las estrellas en el cielo. Por ejemplo, ¿dónde está en el cielo la Cruz del Sur?” Esto echa por tierra tales afirmaciones: La constelación Cruz del Sur desde el hemisferio norte. La estrella Polaris.

Por otra parte, ninguna observación puede ser compatible con una tierra esférica si muestra siempre las mismas estrellas cuando debieran ser diferentes por el presunto movimiento del universo galáctico propuesto. De hecho, mucho hay para debatir sobre los observatorios de las civilizaciones antiguas de hace miles de años que jamás dejaron de apuntar hacia la estrella polar. ¿Cómo se justifica desde un planeta esférico en movimiento constante y en tantas direcciones al mismo tiempo?

Fig. 2. Hueco en las Piedras Guías de Georgia que deja ver desde siempre a la estrella polar.

Salida y puesta del sol según el autor: “Los terraplanistas proponen que el Sol orbita sobre la Tierra a una distancia tal que alumbraría por proximidad sólo una parte de la Tierra. El problema es que esto no explicaría la salida y puesta del Sol”.

En este video se explican salida y puesta del sol en TP. Pura observación y estudio de la perspectiva. El sol se aleja y se deja de ver por el horizonte como lo haría cualquier elemento que se desplace en el mismo sentido.

Estaciones del año: “Tampoco se pueden explicar las estaciones y las horas de luz. En verano para el hemisferio sur”

¿Alguna idea de lo que es un analema solar?

Fig. 3: analema solar mostrado en time lapse.

“El sol durante su recorrido circular sobre el plano terrestre no lo hace siempre sobre una misma órbita fija, sino que va cambiando progresivamente su órbita para completar su recorrido por encima de tres círculos a los que llamamos trópicos. Así tenemos, sobre el plano terrestre, un círculo interior al que llamamos trópico de Cáncer, otro círculo exterior al que se le conoce como trópico de Capricornio y un círculo intermedio al cual se le conoce como ecuador.

Durante el año el sol hace su recorrido durante unos cuatro meses por encima de cada uno de los diferentes trópicos y del ecuador, completando así su órbita anual en 12 meses y haciendo posible gracias a esto las distintas estaciones del año.

Sobre que “En los años sesenta, la NASA difundió una foto de la Tierra vista desde el espacio. Pensaríamos que nadie podría negar que la Tierra tuviera forma esférica…” En efecto, las agencias espaciales estarían de acuerdo en ocultar un hecho que le consta a muy pocas personas: no hemos podido salir al espacio. Y son más los hechos que lo sugieren, que los que lo corroboran.

No solo se puede comprobar en las múltiples inconsistencias en los videos que cada agencia ha difundido, así como las transmisiones “en vivo” de la ISS llenas de furcios, sino que algunos países que no tienen agencia espacial, como Holanda, se han atrevido a denunciar que se les ha obsequiado un trozo de madera petrificada en lugar de roca lunar.

Fig. 4 Madera fosilizada entregada por la NASA a Holanda por piedra lunar.

Creer en que tenemos una estación espacial surcando el espacio, se hace poco dificil apoyándose en los números fríos y realistas que nos plantea este video.

También fue un real papelón la imagen publicada por el comandante de la ISS, Chris Hadfied que ilustraba un accidente por el cual la estación había sido “agujereada” por un pequeño meteoro. Y resulta que esa foto había sido publicada años atrás por una banda como tapa de su disco.

 

 

Fig. 4b: Tweet del comandante del agujero en la ISS y tapa de disco, cuatro años antes.

Lo realmente llamativo, es que ningún científico heliocentrista, cuya curiosidad debiera ser el motor de su carrera y verdadera vocación, se vea tentado de experimentar lo que sí ha hecho el fotógrafo profesional Jay Tolan, cuyas imágenes de la planicie de la tierra desde vuelos comerciales, con tan solo su cámara y un par de lentes infrarrojos, despiertan reales interrogantes.

 

Fig 5: Foto desde avión comercial con filtro infrarrojo de Jay Tolan.¿Cómo es posible que no se aclare la naturaleza de estas imágenes como objetoras de la esfericidad terrestre, pero al mismo tiempo se crea sin cuestionamientos de cualquier archivo modificado que publique la NASA o la agencia espacial oficial que sea?
Fig.6: Denver desde 170 a 200 millas de distancia. Foto Jay Tolan.

¿No es más sensato montar un avión con un equipo similar al de Tolan para verificar si es posible (usando el método científico) antes de “creer” en lo que no se puede chequear, como en una estadía en la estación espacial?

Y finalmente dice el autor “Entre otros argumentos que respaldan la redondez de la Tierra podemos mencionar el péndulo de Foucault, las mareas, el efecto de Coriolis, el tamaño observado y cambio de posición del Sol y la Luna, y el aspecto de la Luna desde distintos lugares”. ¿Otra vez “redondez”? ¿No será esfericidad?

Las exhibiciones del péndulo de Foucault emplazadas en el mundo tienen un motor que las pone en movimiento por la imposibilidad de que funcionen por sí solas siguiendo el movimiento terrestre, del cual el experimento de Michelson- Morley había detectado su ausencia. Info sobre Péndulo de Foucault y Efecto Coriolis.

Sobre las mareas:

1) Presión atmosférica: varía corrientemente entre 990 y 1040 hectopascales y aún puede variar más en algunas regiones en dependencia de la altura y temperatura del aire. La variación de la temperatura en la atmósfera crea una diferencia en la densidad de una masa de aire con respecto a otras lo que crea diferencias de presión del aire. Una variación de la presión de 1 hectopascal provoca una compresión sobre el nivel del mar que puede causar una variación de 1 cm del nivel del océano. Así que la variación del nivel del mar debida a la presión atmosférica puede llegar al orden de los 50 cm. De hecho éste fenómeno ha sido ampliamente estudiado y dichas variaciones son conocidas como mareas barométricas.

2) Electromagnetismo: una de las interacciones físicas mejor estudiadas y establecida como ley. La Luna y el Sol, en órbita constante sobre el plano terrestre, son parte de un sistema de interacción electromagnética. El efecto de dicha interacción electromagnética del Sol y de la Luna sobre las masas oceánicas son similares en efecto, aunque diferentes en intensidad y las mareas que observamos son el efecto resultante de las dos atracciones. La explicación más simple a éste fenómeno es que el agua es diamagnética. El diamagnetismo es la tendencia de un material a oponerse a la influencia de un campo magnético aplicado y por tanto a ser repelido por el mismo. Ésa es la causa por la que grandes masas de agua dulce no son afectadas y no se producen mareas en ellas. Sin embargo es bien sabido que el agua salada es mucho mejor conductora de la electricidad y por lo tanto es afectada en mucho mayor grado por los campos electromagnéticos. De esta manera cuando la Luna orbita sobre el plano terrestre el agua de los océanos interacciona con la fuerza electromagnética de la Luna más intensamente que en el restante cuerpo acuoso de la Tierra, mientras que el agua al otro lado del plano terrestre más alejado de la Luna es atraída menos intensamente.

Es una pena que cada nota que se le dedica al Terraplanismo desde medios especializados tenga tan poco nivel de investigación y profundidad. ¿No sería mejor, si se lo considera una pavada o una pseudo-ciencia, ignorar el tema antes de dejar tan mal parada a la ciencia académica con tan bajo nivel de exposición?

El Terraplanismo es un movimiento heterogéneo y en él hay investigadores y profesionales y académicos que se apoyan en distintas áreas como en la ciencia, la política, la historia, la filosofía o textos religiosos y a partir de allí evolucionan, nunca deja de tenerse la apertura suficiente como para no arrogarse el conocimiento de ninguna verdad definitiva ni incontrastable. Y por eso mismo es que la actitud desdeñosa de la ciencia académica se hace difícil de tolerar, sobre todo cuando se plantean discusiones tan básicas que resultan hasta divertidas de confrontar, pero nunca desafiantes, que es lo que realmente hace que la ciencia evolucione.

Henry Drae es editor de revista Entendeme Magazine, guionista, dibujante, investigador periodístico.

Respuesta de Celso M. Aldao

Sr. Director:

Muchas gracias por acercarme los comentarios del Sr. Henry Drae sobre mi artículo acerca del terraplanismo. Creo que el Sr. Drae es directo y, presumo, honesto en sus apreciaciones. Me resulta imposible tratar todos los temas involucrados en su carta y menos en detalle. Discutiré algunos en forma lo más concisa que pueda.

1. Aparte de lo estrictamente relacionado con temas de las denominadas ciencias duras, en mi artículo afirmo que no es sencillo entender las leyes de la mecánica y que el sentido común no ayuda. (Al respecto el Sr. Drae no me cita correctamente). En realidad, en este punto coincidimos en afirmar que el sentido común falla; en este tema en particular, nos indica que la Tierra es plana. Las leyes de la mecánica fueron finalmente expuestas con precisión por Isaac Newton, posiblemente el científico más grande de todos los tiempos. Si bien no dispongo de una estadística, en mi vida cotidiana confirmo que la mayoría no las entienden.

2. Creo que Oliver Ibañez no es un terraplanista más, basta “googlearlo”. Su libro se vende por Amazon, con gran éxito. Los errores que comete son similares a los de los numerosos videos de los terraplanistas que se pueden encontrar en Youtube y que presenta la nota del Sr. Drae. Muchos de estos errores se remontan a Samuel Rowbotham en su libro La Tierra no es un globo, de 1865.

3. Los barcos efectivamente desaparecen a medida que se alejan como consecuencia de la esfericidad de la Tierra. Este argumento está desacreditado para los terraplanistas, pero hay infinidad de pruebas de que esto ocurre. Personalmente hice alguna vez una prueba con el perfil de mi ciudad, Mar del Plata, (desde unos 28 km, Cobo) y el perfil recortado que se observa responde a lo esperado dada la distancia, radio de la Tierra y altura del observador. (Las correcciones por refracción atmosférica no son generalmente grandes). Aquellos que crucen el Río de la Plata hacia Uruguay pueden observar cómo Buenos Aires se va “hundiendo” a medida que se alejan de la costa. Al respecto recomiendo el documental Genios por Stephen Hawking – Episodio 1: ¿Dónde estamos? (https://www.youtube.com/watch?v=XVQyT_p9_k8).

4. El mapa de Gleason es el que generalmente proponen los terraplanistas. Se trata de una proyección acimutal equidistante con el polo norte en el centro. El Sr. Drae comenta que no se trata de la representación más fiel y exacta. No sé cuál es exactamente la propuesta del Sr. Drae, pero cualquier representación de la Tierra en un plano implica algún tipo de distorsión. Nótese que el mapa de Gleason se denomina equidistante y lo es de norte a sur, aunque no lo es de este a oeste.

5. Las primeras cinco pruebas de mi artículo son las que regularmente se proponen. Y comento que los terraplanistas tienen respuesta para ellas, como las del Sr. Drae. Sin embargo, estas respuestas conllevan otros problemas. Por ejemplo, la refracción es un fenómeno bien entendido y sus efectos bien conocidos, en particular la atmosférica. A fin de encajar los resultados de Eratóstenes para una Tierra plana, la refracción de la atmósfera debería ser enorme y de sentido contrario al que sabemos tiene (ley de Snell). En efecto, la luz solar pasa de un medio con índice de refracción menor a uno con un índice mayor, lo que reduce las sombras.

Aunque la corrección no es grande, la refracción hace que se puedan ver el Sol y la Luna en un eclipse cuando ambos astros están cerca del horizonte. Además, si el Sol se encontrara donde dicen los terraplanistas, la constante solar dependería de la latitud, ya que cambiaría sustancialmente la distancia a la fuente. (La constante solar es la energía por unidad de tiempo y de superficie que recibe nuestro planeta en la parte externa de la atmósfera). Por otro lado, las sombras de los eclipses de Sol avanzan en la dirección esperada cuando se tienen en cuenta los movimientos de la Luna y la Tierra correctamente y la sombra de la Tierra sobre la Luna es la esperada en los eclipses de Luna. (En el video recomendado se utiliza una esfera muy pequeña para representar a la Tierra y el punto de vista no es el correcto).

5. El Sr. Drae dice que el mapa de Gleason no es una representación exacta, pero es la que se presenta en los videos a los que nos refiere. En particular, en uno de ellos se muestran algunos trayectos de vuelos comerciales en lo que denominan “proyección heliocentrista”.

Todo mapa es una proyección en la que se establece una relación ordenada entre los puntos de la superficie de la Tierra y los de una superficie plana. Y, como ya comentamos, toda proyección presenta algún tipo de distorsión, por lo que es necesario optar por soluciones de compromiso que dependerán de la utilidad a la que sea destinado el mapa. La “proyección heliocentrista”, a la que se refieren en el sitio https://www.youtube.com/watch?v=gxOViXfGCbA&feature=youtu.be, es la proyección de Mercator. Superficies iguales en el globo terráqueo adoptan superficies muy diferentes en esta proyección. Entonces, ¿por qué se usa muy a menudo esta proyección? Porque en una proyección de Mercator las loxodromias son rectas. ¿Y que son las loxodromias? Son líneas que unen puntos cualesquiera de la superficie terrestre cortando a todos los meridianos con el mismo ángulo. Esto quiere decir que si viajamos por ejemplo en dirección noreste, el camino en una proyección Mercator es una recta que forma un ángulo de 45º con los meridianos. Esto hace esta proyección muy útil en navegación. Sin embargo el camino más corto entre dos puntos de la superficie terrestre no es una loxodromia sino una ortodromia, el camino elegido por las líneas áreas ya que es el camino más corto, un círculo máximo en una superficie esférica. Las ortodromias aparecen como curvas en la proyección de Mercator, algo muy sabido. Justamente, en mi artículo comento que el vuelo entre Argentina y Australia se realiza cerca de la Antártida, siguiendo una ortodromia. Por otro lado, ha habido expediciones que han cruzado la Antártida en travesías imposibles en una tierra plana, pero los terraplanistas niegan esta evidencia.

6. El agua en la superficie de la Tierra sigue la curvatura terrestre ya que la gravedad empuja el agua hacia el centro del planeta. Los fluidos tienen el mismo nivel en toda su superficie, pero estar nivelado no implica un plano, sino mantener la distancia al centro de la Tierra. No se espera que un fenómeno similar ocurra a nivel de laboratorio ya que la masa de una esfera de tamaño pequeño no da lugar a una gravedad suficiente. Al respecto, la aceleración debido a la rotación de la Tierra a la altura del ecuador es de 0,34% de la gravedad terrestre. Esta aceleración es pequeña para hacer que los objetos se “despeguen” de la superficie aunque responsable por el ligero achatamiento terrestre.

7. La NASA y otras agencias espaciales han publicado diversas fotografías de nuestro planeta. Existen fotografías del planeta que fueron tomadas a un tiempo y otras que consisten en la composición de muchas fotografías no tomadas simultáneamente. Estas últimas pueden originar algunas inconsistencias, pero eso no implica que se trata de un fraude. Por otro lado, generalmente el color y el contraste se ajustan. El tamaño de los continentes que se observa depende de la distancia a la que la fotografía es tomada. El achatamiento en los polos es muy pequeño para observarlo a simple vista. El radio ecuatorial de nuestro planeta es de unos 6.378 kilómetros y el radio polar de 6.357 kilómetros. La diferencia es de unos 21 kilómetros. Si dibujamos una circunferencia de 10 centímetros, la diferencia entre los radios vertical y horizontal correspondería a una diferencia de 0.34 milímetros, aproximadamente el grosor de la mina de nuestro lápiz.

8. El video sobre la Cruz del Sur que nos recomienda el Sr. Drae muestra una observación desde las Islas Canarias. Las observaciones son consistentes con una Tierra esférica e incompatibles con una Tierra plana. Por otro lado, varios videos, por ejemplo el de la estrella Polaris, proponen que las estrellas dejan de verse cuando nos desplazamos por el planeta por perspectiva. El problema es que las estrellas, para los terraplanistas, se encuentran a unos 6.000 km de altura. Por ejemplo, si tenemos una estrella en el zenit, estando en el ecuador, nos podremos alejar 10.000 km hacia el norte o el sur. Esto llevaría a ver la estrella a unos 30º sobre el horizonte.

9. Algo similar ocurre para el Sol y la Luna. Aunque en el video sobre este tema que nos propone el Sr. Drae se dice que el Sol y la Luna desaparecen de nuestra vista por un efecto de refracción de la atmósfera. Para ello, la refracción debería ser inmensa y de efecto opuesto al que conocemos. Una prueba de ello es que se ve en el propio video cómo el Sol y la Luna se alargan verticalmente al acercarse al horizonte, cuando sabemos que el efecto de la refracción es achatarlo, efecto que observamos durante el amanecer o el atardecer. Si fuera como se dice en este video, el ángulo entre las estrellas variaría sustancialmente, cosa que no ocurre. En el mismo video se dice que la atmósfera actúa como una lente que sería responsable por mantener constante el tamaño aparente del Sol. Esto no es así. El efecto de difracción se observa verticalmente dado que en esa dirección hay cambios de densidad (con efectos opuestos a los propuestos), pero no horizontalmente. Por otro lado, aunque se tratara de una lente convexa como se propone, el “hundimiento” del perfil de una ciudad no seguiría la ley cuadrática con la distancia que se observa. También se afirma que lo mismo ocurre con los barcos que se alejan; creo que todos coincidimos en que el tamaño observado de los barcos disminuye con la distancia, como la de todos los cuerpos.

10. Las estrellas se mueven pero las distancias son tan grandes que su posición relativa no cambia sustancialmente a lo largo de nuestras vidas. Aunque sí cambian su posición en el cielo a lo largo de los siglos debido a la precesión de los equinoccios. En efecto, la estrella polar, que preocupa al Sr. Drae, es hoy la de la Osa Menor. Hace unos cinco milenios la estrella más próxima al polo norte celeste era Thuban, de la constelación del Dragón.

11. El experimento de Michelson-Morley no demuestra que la Tierra no se mueve sino la inexistencia del éter. (Esto ya se dice al comienzo del video). Se creía que la luz necesitaba un medio para propagarse: el éter. El experimento demuestra que no existe el movimiento absoluto o, en forma equivalente, que el principio de relatividad es válido.

12. El agua dulce sufre el mismo efecto de marea que el agua salada. La diferencia radica en que el agua salada se encuentra en océanos, en tanto que el agua dulce se encuentra confinada en las dimensiones de lagos o lagunas. Las mareas se pueden explicar recurriendo a la gravedad y a la mecánica clásica. Si la Luna accionara sobre el agua de la manera que propone el Sr. Drae, las mareas tendrían una periodicidad mitad de la que se observa. Nótese que hay marea alta en el lado del planeta que mira a la Luna y también en el lado opuesto.

13. Si observamos que la velocidad de un cuerpo varía, puede ser consecuencia de una fuerza pero también puede deberse a que el sistema de referencia está acelerado. Este segundo caso lo vivimos regularmente como pasajeros de cualquier medio de transporte. Cuando el móvil acelera hacia adelante, sentimos una fuerza que nos empuja hacia atrás. En realidad, nadie nos empuja, se trata de una fuerza ficticia que actúa como una fuerza real, respecto del sistema acelerado. El efecto de Coriolis es consecuencia de la rotación terrestre pero también depende de la propia velocidad del cuerpo. Tiene un efecto insignificante a nivel cotidiano (lo del giro en los desagües es un mito) pero tiene consecuencias para grandes distancias. En efecto, el sentido de circulación ciclónica y anticiclónica es consecuencia de estas “fuerzas”. Para un francotirador este efecto no es en general importante (las distancias son pequeñas), pero definitivamente lo es en la artillería pesada. Los cañones de buque de guerra de envergadura tienen alcances que superan los 20 km, que pueden dar lugar a desviaciones de más de 200 metros: los artilleros tienen en cuenta este efecto.

14. No es importante, pero por redondez se entiende cualidad de redondo, de forma circular o esférica.

15. Con respecto a mi afirmación sobre Oliver Ibañez (quien no entiende unas cuantas cosas) cualquier de sus videos o su libro lo demuestran. Por ejemplo, el video que dura unos siete minutos: https://www.youtube.com/watch?v=H2yZL1JaYv4.

La ley de gravitación de Newton nos dice que los cuerpos se atraen con una fuerza proporcional a sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre ellos. Dice Oliver que estamos “pegados” (diría atraídos) a la superficie terrestre no por la gravedad sino simplemente por una cuestión de peso y densidad de los objetos, que las cosas caen porque pesan más que el aire que las rodea, que la gravedad no interviene en este proceso. (Bueno, justamente el peso es la fuerza de atracción debida a la gravedad y debería decir densidad del aire).

Dice a continuación que una manzana cae porque es más densa que el aire (uno se pregunta qué la empuja hacia abajo). Más de una vez afirma que el cuerpo grande atrae al pequeño; en realidad, se atraen mutuamente, tercera ley de Newton, acción y reacción.

Dice luego que una pelota de básquetbol no atrae a una de tenis. En realidad sí se atraen y podemos calcular la fuerza con que lo hacen; es de unos 2.3 x10-7 miligramos, menos de una milésima de miligramo. Un mosquito pesa unos 2 miligramos, si se posa en una pelota de tenis no creo que logre moverla. La gravedad sí se hace relevante a nivel planetario porque la masa de la Tierra es de 5.972×1024 kg.

A continuación muestra una imagen invertida de una ciudad diciendo que esto es imposible. Parece que la relatividad del arriba y abajo no cabe en su concepción del mundo en el que vivimos.

Luego insiste con que al rotar la Tierra debería expulsar el agua de los océanos. Ya hicimos las cuentas, la aceleración debida a la rotación terrestre alcanza un máximo en el ecuador, es mucho más pequeña que la aceleración de la gravedad. Se pregunta luego a partir de qué tamaño empieza a funcionar la gravedad. La respuesta es que funciona para todo tamaño, sólo que para masas pequeñas, como las de los objetos que nos rodean, resulta insignificante.

Se pregunta por qué no hay minilunas alrededor de la Luna. Sí, las podría haber, de hecho las naves que hemos enviado han orbitado a su alrededor.

Luego afirma que no es posible que la fuerza de gravedad haga que los planetas orbiten alrededor del Sol y que a nosotros nos empuje hacia el suelo. Efectivamente ambos fenómenos son consecuencia de la gravedad, no lo entiende porque no entiende las leyes de la mecánica.(Recomiendo este video)

16. Algunas preguntas para los terraplanistas.

a) ¿Cómo es posible en una tierra plana que las sombras de los objetos se desplacen 15º por hora independientemente de nuestra posición en la superficie del planeta?

b) ¿Cómo ocurren los equinoccios en una Tierra plana?

c) ¿Cómo es posible en una Tierra plana que en los equinoccios el Sol salga exactamente por el este independientemente de nuestra posición en la superficie del planeta?

d) ¿Cómo es posible en una Tierra plana que en el verano para el hemisferio sur haya más horas de sol en Ushuaia que en Buenos Aires?

e) ¿Por qué el sentido de giro de las estrellas es diferente en el hemisferio norte que en el hemisferio sur?

f) ¿Por qué la Luna se ve igual desde cualquier posición en la superficie terrestre pero rotada en consonancia con la latitud?

g) ¿Por qué la gravedad (el peso de un cuerpo si se prefiere) depende de la latitud?

Espero que estas consideraciones le resulten de alguna utilidad al Sr. Drae y a los lectores de Pensar.

Celso M. Aldao es Profesor Titular en el Departamento de Física de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata e Investigador Superior del CONICET.