Astrólogos, tarotistas, terapeutas holísticos y otros charlatanes lucran con el coronavirus bajo el amparo de los medios

Con el título “Horóscopo en tiempos de coronavirus: ¿qué pronostican los astros sobre la pandemia?” el Diario26 publica una nota sobre lo que “astrólogos, tarotistas, videntes y terapeutas holísticos” nos pueden brindar acerca de la “grave crisis sanitaria que afecta a nuestro país y al mundo”.

No es la primera ni la última vez que pasa esto. Se conocen miles de intromisiones de charlatanes paranormales y esotéricos en política, economía, destino del planeta, romances de la farándula y casos policiales (por solo nombrar algunos “rubros”).

En el caso que estamos comentando se puede apreciar la bajeza de gente que aprovecha la pandemia actual, jugando con la esperanza y necesidad de la gente, una vez más. Y van…

Vayamos a algunos párrafos magistrales de la nota:

En su libro “2020, año de fin y principio”, la astróloga Mónica Eyherabide se refirió al inicio de un proceso de “tránsito” para los seres humanos, “hasta el 2026, donde nos encontraremos en otro planeta” y habló de una especie de “bomba atómica”.

“…habló de una especie de bomba atómica…” Aha, aha…

¿Qué tiene que ver la bomba con la pandemia? Nada. “Un proceso de tránsito” puede referirse al apocalipsis o a la transición de una galletita a materia fecal. Por eso, Mónica Eyherabide tendría que hacer mutis por el foro. Pero quiere vender. Y encima tiene a los medios a favor, como en el 99% de los casos los tienen los charlatanes paranormales.

Continúa Mónica:

Los profesores darán clases a través de una pantalla y los chicos aprenderán desde sus casas

Pero esto viene pasando hace muchos años. Los profesores no comenzaron a dar clases a través de una pantalla en 2020… Y los chicos aprenden en sus casas antes de ir a la escuela, por eso se hace tanto hincapié en la educación familiar. Por otro lado, si los profesores dan clases virtuales hace muchos años, también hace muchos años que los chicos aprenden desde sus casas.

Y sigue:

El mundo será otro. Las guerras, que antes ocurrían por la adquisición de dominios o de tierras, en los próximos años serán por el robo de información. La logística y los programadores serán dos rubros que cotizarán muchísimo. También se valorará la atención personalizada de astrólogos y terapeutas.

El mundo no es otro. Esta es solo una de las generalizaciones a la que acuden los chantas para que sus predicciones calcen con cualquier cosa que ocurra. Siguiendo con las palabras de Mónica nos preguntamos ¿¿¿qué cuernos tiene que ver el COVID-19 con el robo de información???

La logística y la programación son rubros que vienen generando mucho dinero ¡¡¡desde hace décadas!!! Y por desgracia, la gente incauta sigue valorando la “atención personalizada” de los astrólogos, que antes que trabajar, prefieren mentir desvirtuando a los astros.

Pero veamos las predicciones de Mónica Eyherabide para 2020 durante los 20 minutos que le otorgó CrónicaTV en vivo y saquemos conclusiones.

EYHERABIDE, DE LA PANDEMIA NADA

Agradecemos a los lectores la valentía de tragarse estos 20 minutos, que lo dicen todo: ni una sola mención a la pandemia.

Sigamos…

La nota de Diario26 continúa iluminándonos y deja ver que otra charlatana, “Pity, la numeróloga”, se rompió los sesos y dijo:

…la argentina tiene un año 7 en el 2020 y que se trata de un número muy místico, muy fuerte y de aprendizaje

Consultamos todos los tomos de todos los tratados de astronomía, matemáticas y decoración de ambientes y no encontramos qué es un año 7… no hay caso, no lo sabemos (seguramente debido a nuestra ignorancia), y hasta con nuestra escasa sabiduría podemos afirmar que el 0, el 1, el 2, el 3 y hasta el 218,638475 son números místicos, ¡¡¡tan místicos que Pity no los ve!!!

Sigue Pity:

Hasta julio vamos a estar totalmente inestables. Se trata de un cambio muy grande de forma sorpresiva, es un año para tomar conciencia, es de crecimiento y evolución.

La Argentina está inestable desde hace 200 años, mínimo. Y dice que es “un año de crecimiento”.  ¿¿¿Crecimiento nuestro o del coronavirus??? “Tomar conciencia” nos viene costando desde hace milenios… pero… ¿a qué se refiere Pity con “tomar conciencia”? ¿Tomar conciencia de nuestro destino, de nuestro ser, de nuestra pasión, o de nuestra uña encarnada, el número pi y la insoportable levedad del tomate?

Diario26 sigue con el terapeuta holístico (???) Adrián Albert, conocido como Ojo de Fénix en las redes sociales:

…el futuro siempre está sujeto a nuestro accionar diario… …el período de la cuarentena realmente es indefinido, ya que depende de la colaboración de la sociedad en sí…

Con la primera frase, Albert debe haber perdido medio kilogramo de masa cerebral. Y con el período de la cuarentena, perdió los 200 gramos restantes. El cerebro pesa aproximadamente 1.300 gramos, pero al terapeuta holístico 700 le alcanzan.

Esta pandemia viene a traernos una reflexión de que las cosas así no pueden continuar, desgraciadamente hay que aceptar el hecho de que no podemos tener control sobre la misma. La vida después de la pandemia será muy distinta a la que conocemos…

¿Y por qué las cosas no pueden continuar así? O, siendo un poco más optimistas: ¿Por qué no podemos tener control sobre la pandemia? Albert no lo explica, pero dice algo que en todas las redes sociales, en todos los medios y hasta en el más alejado pueblo de Burkina Faso se repitió: que la vida después de la pandemia será muy distinta…

Y agrega que respecto a la creación de una vacuna, ésta…

…puede surgir más que nada de la esencia de las personas recuperadas, por lo que se necesitaría de su colaboración…

Pero por supuesto, de dónde podría surgir si no, y de quiénes necesitaríamos colaboración. Se olvidó de los investigadores, biólogos, microbiólogos, médicos y todo el personal técnico que trabaja a destajo para lograr obtener la vacuna.

Por su parte la astróloga y tarotista Coty Klemensiewicz, indicó que:

…este momento dispara una nueva búsqueda, nos lleva a pensar en qué área de nuestra vida debemos invertir 180 grados para poder avanzar…

Podríamos avanzar si invirtiéramos 180, 240 o 359 grados, y también, sabiamente, en la bolsa de valores o en barbijos, en hospitales, en salud y tal vez en tubos de ensayo… quién sabe…

Pero todo este inmenso saber, no cabe en la Argentina, ya que la vidente ecuatoriana Shirley Barahona afirmó que:

…”Bill Gates anticipó en 2015 que iba a haber una pandemia”, y que: “Nosotros ya sabíamos que se venía un fin del sistema, de una secuencia o de una era”

Pero Bill Gates no dijo exactamente eso, sino que:

…la humanidad había invertido muy poco en sistemas que pudieran contener la próxima pandemia, y que un fallo en la preparación podría hacer que fuera “dramática, más devastadora que el Ébola. No predijo. Con mucho viento a favor, intuyó. La interpretación de Barahona es antojadiza. Cualquier personaje conocido podría hablar de la “próxima guerra”, simplemente porque es algo que puede pasar.

En síntesis: ninguno de estos conspicuos charlatanes previó nada. Solo pueden haber previsto los ingresos que iban a obtener si su nombre era mencionado en los medios que les otorgan “credibilidad”.