El camino al cementerio está asfaltado con buenas intenciones

Carlos Orsi

La historia de la medicina (y de la ciencia en general) tiende a idolatrar sucesos y a barrer los fracasos, pasos en falso y actos de pura vanidad y abominación debajo de la alfombra. En eso, la historia de la ciencia y de los científicos difiere de la historia política, donde victorias y derrotas, períodos …

Este artículo solo está disponible para los suscriptores.
Suscríbase ahora o regístrese para leer este artículo.