La promoción del Diseño Inteligente viola la razón de ser de la Universidad

Carlos Orsi

De acuerdo con su propio website oficial, “Integra UFMS es el mayor evento de ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento del estado de Mato Grosso do Sul”, Brasil. Este año, el evento fue realizado en forma remota, online, y la conferencia de apertura, “La viabilidad de la evolución a la luz de la química”, fue una pieza de propaganda creacionista de la llamada Teoría del Diseño Inteligente (TDI).

La UFMS es, claro, la Universidad Federal de Mato Grosso do Sul: lo cual significa que fueron movilizados recursos públicos federales para transmitir un mensaje de propaganda religiosa y anticientífica.

En los Estados Unidos, su país de origen, la TDI es reconocida, tanto por la comunidad científica como por el poder Judicial, como adoctrinamiento religioso disfrazado de ciencia, lo que llevó a su prohibición en las escuelas públicas. Esto es porque la Constitución de los EUA prohíbe que los recursos públicos sean utilizados para favorecer creencias religiosas.

En Brasil, tenemos una disposición similar, el artículo 19 de la Constitución Ciudadana de 1988, que prohíbe al Estado, en todos los niveles, “establecer cultos religiosos o iglesias, subsidiarlos, entorpecer su funcionamiento o mantener con ellos o sus representantes, relaciones de dependencia o alianza, salvo, según disponga la ley, la colaboración de interés público”. Y aquí, también, existe un amplio consenso en la comunidad científica con respecto al carácter no científico o teológico de la TDI.

Teniendo todo esto en cuenta, en otras ocasiones diría que la charla sobre TDI en la UFMS viola el artículo 19, ya que representa un caso flagrante de subvención de la actividad religiosa con recursos públicos. Pero después de que la Corte Suprema Federal (STF) autorizó la educación pública confesional, no sé si el artículo todavía está vigente o si alguien todavía se lo toma en serio.

Dejando a un lado las inconstitucionalidades, sin embargo, si la conferencia de Marcos Eberlin, del Instituto Discovery-Mackenzie y de la Academia Brasileña de Ciencias, hubiera sido una predicación religiosa directa, como “acepta a Jesús como tu salvador”, el resultado habría resultado menos perjudicial para la educación de los estudiantes que asistieron a ella que los innumerables errores conceptuales y fácticos, científicos, graves cometidos allí.

Carlos Orsi

Periodista, formado en la Escuela de Comunicaciones y Artes (ECA-USP) y escritor. Actualmente es editor-jefe de la revista digital Questão de Ciência (revistaquestaodeciencia.com.br).


Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio, de los textos publicados, excepto por autorización previa.

La revista Pensar y el Center For Inquiry no son responsables por las opiniones, ideas y otras expresiones vertidas por los autores de artículos, notas, reseñas y otros textos aquí publicados.